La Credencial del Peregrino

Debes comenzar tu peregrinación con la credencial en la mochila.

La credencial es requisito imprescindible para recibir la Compostela en Santiago. Si estás interesado en recibir la Compostela, deberás presentar tu credencial al llegar a la catedral de Santiago.

La credencial es una especie de pasaporte que te acredita como peregrino y que da fe de los sitios por los que has ido pasando durante el Camino de Santiago.

La credencial, debidamente cumplimentada, servirá para identificarte como peregrino y acceder a los albergues o alojamientos especiales para peregrinos, siempre que haya sitio.
También sirve para obtener descuentos especiales en museos, monasterios y en algunos centros de ocio.

Podrás conseguir tu credencial en alguna de las diferentes Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, Cofradías del Apóstol Santiago, Asociaciones Jacobeas, y también en algunas parroquias y albergues del Camino.

A lo largo del Camino, deberás ir sellándola en albergues, iglesias, ayuntamientos o en cualquier otro organismo que te encuentres a tu paso.

La credencial oficial distribuida  por la Catedral de Santiago está impresa en cartulina y consta de diecisies páginas que se abren en forma de acordeón. La primera página funciona como una carta de presentación y debería rellenarse en la asociación distribuidora con los datos del peregrino. Hay también en la parte de arriba un espacio destinado al sello de la entidad que entregó la credencial; en la parte de abajo de la misma página, se pondrá la fecha y el sello de la Catedral una vez cumplida la peregrinación.